TORNA EN HACIENDA

Una casa particular en el interior de Yucatán fue el escenario perfecto para la preboda con amigos provenientes de varios paises y familiares en un ambiente íntimo rodeado de piezas artísticas y mobiliario minimalista.

El evento fue coordinado por Gastón Kerriou y el objetivo era generar una experiencia muy relajada, confortable incorporando elementos artesanales mexicanos.

Se usaron bordados indígenas en combinación con mobiliario de diseño sencillo para generar armonía con las alturas y los espacios abiertos imponentes de esta obra arquitectónica.

La belleza del lugar y la selección correcta del mobiliario generó una experiencia única y memorable para los invitados a la preboda.